Heryck Rangel: Líder de dos revoluciones, la Bolivariana y la Ecosocialista



Para recibirme personalmente ante la entrevista que le solicité, Heryck Rangel, Presidente de Misión Árbol, me espera a las 4:30pm en la recepción de la Compañía Nacional de Reforestación (ente que también preside). Considerando que este mes de marzo se “celebra” el Día Mundial del Agua y el Día Mundial Forestal, innumerables trabajadores lo han rodeado solicitando firmas de documentos y orientaciones. Su asistente me aborda y, al explicarle mi objetivo, me dice que está demasiado ocupado. Por suerte, Heryck me ve:
  • ¡Epale, mi hermano poeta! –exclama abrazándome.
  • ¡Hermano! Entiendo que estás full. Puedo venir otro día –respondí resignado.
  • ¿Quién te dijo, chico? ¡Siéntate ahí!
De esa manera recordé la calidad humana de un importante dirigente ecosocialista y decidí enfocar esta entrevista que iniciaba en dos aspectos. El primero; la relación que tuvo con la revolución desde antes que, al fundar juntos la JPSUV, Chávez le llamara “Heryck, el rojo”; el segundo, los detalles personales de este publicado escritor que cumplió años el 9 de marzo. Aquí les presento una pequeña parte de los cuarenta minutos que estuvimos conversando.

PRIMERA PARTE: HERYCK EL ROJO

¿Quién era Heryck Rangel? ¿De dónde viene tu vocación política?
Vengo de un hogar donde mi mamá fue militante de izquierda, del MÁS, cuando era el movimiento al SOCIALISMO; y mi papá era militante de Acción Democrática, muy activo en esa organización política.

Yo llegué a la Universidad Central de Venezuela a los dieciocho años, sin mucha trayectoria política. Pero fue la intención de estudiar Ciencias Políticas lo que me trae acá, porque es un tema que me apasiona desde muy joven. Y allí, me consigo con compañeros que impactaron mi vida y que ahora impactan la política nacional; conocí a Héctor Rodríguez, a Víctor Clark, por ejemplo. Víctor era de mi Escuela, y Héctor de la Facultad.

El primer año llegué con el ánimo de integrarme a actividades y desempeñarme en tareas sociales, por ello fundo un colectivo ecológico que llamamos ECOVEN, el movimiento de eco-ciudadanos, así le decíamos en ese momento. Un concepto de la conciencia individual que debemos tener para cuidar el planeta, desde una perspectiva colectiva; cómo en colectivo es la única manera que tenemos nosotros para poder afrontar los grandes retos que nos planteaba el recién nacido milenio.

Participé en las elecciones en la juventud. En el año 2005 ganamos el Centro de Estudiantes de la Escuela de Estudios Políticos. Ya lo habíamos ganado en el 2004, pero en el 2005 fue un acontecimiento histórico porque ganamos Estudios Políticos, ganamos Derecho, ganamos la Facultad ¡Ganamos todo! Héctor Rodríguez era el candidato a la FCU en ese tiempo, y Víctor Clark fue Consejero de Facultad. Fuimos un equipo soñado de jóvenes, todos sumados y unidos por la idea chavista.  Cada uno con una historia, con sus talentos y virtudes, pero todos unidos al proyecto de Patria que nos convoca Hugo Chávez.

En 2007 viene el tema de RCTV, que fue un tema que movilizó a la juventud venezolana, pues salieron a la calle los manos blancas, y salimos a la calle los chavistas. Y nos encontramos, en una batalla permanente de las ideas. Robert Serra, Yahir Muñoz, Libertad Velasco, son sólo algunos de los camaradas que integran este equipo para entonces. Diez hablaron en la Asamblea Nacional, pero eran tantos y tantas que irrumpimos como “Generación Chávez” en la escena política.

¿Cómo fue la vez que conociste a Chávez?
La primera vez que vi a Chávez en persona fue en una Cumbre de la Deuda Social. Y yo lo observaba tanto, tanto y tan fijamente, que en un momento de su intervención él me dice:

– ¿Cómo estás, muchacho?
–Te está saludando Chávez –le dije al chamo a mi lado.
– No, te está saludando a ti –Me replica mi amigo.

Me puse de pie para responder su saludo y me percaté por primera vez de que Chávez es muy magnético, de que Chávez es un imán. De allí viene el despertar de mi conciencia política. Ese encuentro, ese momento con ese gigante que es Hugo Chávez fue para mí un efecto gatillo.
En el 2008, Chávez nos convoca a una tarea que es fundar la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela, y yo recuerdo que esa mañana me dice Héctor Rodríguez:
  • Te toca hablarle hoy a la juventud del Presidente Chávez. Te toca ser el vocero por los propulsores.
Para ese nacimiento aún no existía estructura, los que nos aglutinamos éramos propulsores de la J-PSUV. A partir de ese día, de ese encuentro, de ese abrazo, Chávez me apodó “Heryck, el rojo”. Desde ese día trabajo sin descanso, desde mi surco que es el ecosocialismo, para materializar ese sueño de Chávez.

Hablo de Hugo Chávez en presente porque, a pesar de que ya cumplimos cinco años de su partida física, el Comandante es un hombre que se convirtió en pueblo, en idea.

¿Por qué la lucha ecosocialista?
Aporto en la lucha ecosocialista porque estoy convencido de que la revolución también es posible, es necesaria, es real en materia ambiental. La Madre Tierra necesita que cambiemos el sistema. No es fácil luchar por nuestro planeta, es una batalla desigual (contra las trasnacionales, contra un patrón cultural de consumo depredador) pero es necesaria. Es una revolución dentro de la revolución. Pero con el quinto objetivo histórico que nos legó el Comandante Chávez y con el compromiso ecosocialista de Nicolás Maduro, es una contienda que puede ganarse.

RESPONSABILIDADES
2005-2017. Coordinador Nacional de EcoVen.
      2005.   Presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela de Estudios Políticos. UCV.
  1. Integrante de la Comisión Presidencial del Poder Popular Estudiantil.
  2. Propulsor de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela.
2008-2015. Miembro de la Dirección Nacional de la JPSUV.
  1. Presidente del Instituto de la Juventud del Distrito Capital.
  2. 2010-2015. Equipo Político de Héctor Rodríguez (Varios Ministerios).
  1. Presidente de la Compañía Nacional de Reforestación.
  2. Presidente de la Fundación Misión Árbol.
SEGUNDA PARTE: Siempre es bueno un abrazo

¿Qué es para ti la amistad? ¿Cómo la preservas ante tanto trabajo?
La amistad es como una planta. Nace en cualquier momento, en cualquier lugar, y luego puede perdurar en las condiciones más adversas, porque está enraizada. Hay que abonarla, regarla, por supuesto. Pero la amistad resiste, más allá de las circunstancias. La amistad es lealtad. Ese es un elemento central de la Revolución, nosotros no somos simples compañeros de lucha, nos hemos convertido en hermanos de lucha. Nos une este sueño, este amor, este camino de tanta gente buena.

¿Cómo fue tu infancia?
Mi infancia fue maravillosa. Nosotros vivíamos en Apure, al lado de la casa de mi abuela, y siempre había mucha gente. Las vacaciones eran en Tucupita, en la casa de mi otra abuela. A veces veníamos a Caracas; mi mamá es maestra, por eso se preocupaba porque fuéramos a la Casa Natal de Simón Bolívar, al Panteón Nacional. Y mi papá inculcó en mí el hábito de la lectura, me regaló libros y momentos literarios. Mientras algunos niños tenían su infancia con Mickey Mouse, la mía fue con Bolívar y libros.

¿Qué libro recomendarías?
Así se templó el acero, de Nikolai Ostrovski. Porque te permite visualizar, dimensionar, lo que es una revolución.

¿Qué música es tu preferida?
La música llanera me encanta. Siempre viajo escuchando la música de nuestros llanos. Además, Silvio Rodríguez es uno de mis cantautores favoritos ¡Un día me iban a poner preso en la Habana, de tanto que lo perseguí!

Has ido a toda Venezuela ¿Cuál es tu lugar favorito?
Un lugar que amo: La Ciénaga, de Ocumare de la Costa. Un hogar hermoso, para estar en silencio. A veces suelo irme solo, sin decirle a nadie. Es el lugar donde siempre sé que seré feliz.

¿Cómo es un día de descanso de Heryck Rangel?
Un “día de descanso” para mí es en mi casa, limpiándola, ordenándola, reordenándola. Me gusta encontrarme con mis amigos, compartir, conversar; siempre es bueno ponernos al día, siempre es bueno un abrazo, un “te quiero”.

¿Cuál es tu mejor preparación gastronómica?
Soy el mejor haciendo ensaladas ¡El mejor! Mis familiares siempre dicen que los creo conejos (como le dijera Bolívar a Jacinto Lara), porque siempre preparo muchos vegetales. Y puedes tener saludables resultados, no importa si tienes muchos o pocos ingredientes.

¿Qué fotos guardas en tu teléfono?
En mi teléfono no me gusta guardar fotos, sólo guardo fotos de mis padres, de mis abuelos, de mis sobrinos y del día en que abracé por primera vez al Comandante Chávez. En todos los celulares. Cada vez que cambio de aparato celular, paso las mismas fotos.

¿Cuál es tu personaje histórico predilecto?
¡Simón Bolívar!¡Le he escrito hasta poemas! Me resulta muy interesante, así como Antonio Guzmán Blanco; siento que de él falta mucho por entender. No lo admiro, simplemente me parece enigmático.

¿Cuáles son tus referentes ideológicos?
Hugo Chávez es mi primer referente.
Chico Mendes, por su lucha en Brasil.
Michael Löwy, como teórico del ecosocialismo.
Noam Chomsky, en materia económica.
José “Pepe” Mujica, alguien que está vivo y qué conocí. Aún sigue dando luces ¡Que nunca muera!

¿En qué época te hubiese gustado vivir?
Me hubiese gustado vivir en la época independentista, con Bolívar, y ser al menos el “Negro Segundo”, que también viene de Apure.

¿Cuál es la propuesta de Heryck para el periodo presidencial 2019-2025?
Quiero contribuir con el impulso de la bio-construcción, nosotros podemos hacer mucho más de tres millones de viviendas si las hacemos con materiales alternativos al cemento y la cabilla, podemos hacerlas con sacos de arena, con adobe, con madera. Es la bio-construcción.

Por otra parte, todo edificio venezolano debería separar las aguas servidas de las aguas grises (jabonosas, de lavamanos, lavaplatos, lavadora), estas se pueden reciclar muy rápidamente y eso nos ayudaría a ahorrar mucha agua, ese vital líquido. Otro aporte que quiero hacer es impulsar energías alternativas (eólica y solar), junto al reciclaje y la reforestación.

Ese será mi aporte. Como militante o como autoridad. En eso me verás siempre. La Madre Tierra me lo exige.


Entrevista realizada por José Riera Bravo, publicada en https://www.desdelaplaza.com/author/rbravo/

Comentarios

  1. Saludos al nuevo ministro Herick Rangel desde Barquisimeto estado Lara. Le deseo muchos éxitos, yo trabajé en el Ministerio y le puedo asegurar que para poder cumplir sus objetivos es necesario que depure e ingrese personal joven con vocación ecosocialista, eso debe formar parte de un plan integral porque se requieren hombres y mujeres nuevos comprometidos con los objetivos del plan de la patria, saludos cordiales

    ResponderEliminar

Publicar un comentario