Venezuela no es Libia



Hasta el año 2011, Libia tenía la esperanza de vida más alta de África con 77,65 años. También contaba con el PIB (nominal) per cápita más alto del continente, y el segundo puesto atendiendo al PIB per cápita en paridad de poder adquisitivo (PPA). También tenía uno de los índice de desarrollo humano (IDH) más altos de África. Además de ser uno de los miembros más activos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y la Unión Africana (UA).

Durante el 2011, tras una serie de protestas, conocidas como “la primavera árabe”, iniciaron las manifestaciones contra el Gobierno de Muamar Gadafi, mientras los medios de comunicación lo acusaban de reprimir brutalmente a los sectores de oposición.

El Consejo de Seguridad de la ONU emitió la Resolución 1970 solicitando una investigación internacional sobre la violenta represión que incluía crímenes contra la humanidad. El 17 de marzo de 2011, se aprobó la Resolución 1973, estableciendo una zona de exclusión aérea; y el 19 de marzo, Francia, Estados Unidos y Reino Unido iniciaron la intervención militar. España y Dinamarca se unieron a la ofensiva aliada al día siguiente. Luego de meses de resistencia, el 20 de octubre de 2011 es asesinado Gadafi, acabando con la era de mayor prosperidad de la historia de Libia.

La Libia de hoy es un Estado fallido, fragmentado por  la diversas tribus pugnan por el poder, con medio millón de desplazados a Europa y una economía en crisis. Las potencias occidentales que la intervinieron en nombre de derechos humanos, la democracia y la libertad, sólo se ocuparon del reparto de las reservas internacionales y el negocio petrolero, dejando tras de sí una estela de muerte y dolor en Libia.

Desde esta trinchera expreso mi rechazo y repudio a la gira que recientemente ha emprendido el traidor a la Patria Julio Borges, visitando: Francia, España, Alemania y Reino Unido, países que integraron junto a Estados Unidos la coalición que intervino militarmente a Libia. Una acción más que se suma a las diligencias que viene realizando ese infausto personaje contra Venezuela.

Pretenden lograr con una intervención imperial, lo que no ha podido materializar la oposición venezolana en 19 años. Una vez más la derecha va a fracasar, porque el pueblo de Bolívar y Chávez con coraje, dignidad y amor patrio defenderá a Venezuela en cualquier escenario, porque Venezuela no es Libia.



Heryck Rangel

Caracas, 05 de septiembre de 2017.

Comentarios